-----------El Reportaje de hoy: Guadalajara Señorial
 

 
Inicio

-----------El Reportaje de hoy: Guadalajara Señorial
---------------Reportajes Publicados
Abril de 2013
Guadalajara Señorial



(Extracto)
Por Efraín de la Cruz G.
Con el título "Así es mi Tierra", Fiesta Mexicana y Reportajes de México presenta un programa con la música, leyendas, historia, tradiciones y costumbres de los habitantes de cada uno de los municipios de Jalisco, una obra del periodista Efraín de la Cruz…

Los invitamos a que nos acompañen en este recorrido por la historia, tradiciones y leyendas; una conversación con los habitantes de la ciudad y la región, personas que nos relatan vívidas escenas y vivencias; un programa dedicado a los habitantes de esta tierra donde la gente amable y laboriosa ha hecho con su trabajo una de las zonas más prósperas de Jalisco y de México.

Este programa tiene el propósito de llevar a Ud. la riqueza y sabor de lo nuestro, la música mexicana, nuestro folklor y fomentar el respeto, amor, cuidado y admiración por el patrimonio artístico y cultural de los municipios jaliscienses.
imagen
"Son sus torres catedrales como blancos alcatraces, alcatraces al revés" dijo el pintor musical de México, Pepe Guízar al nombrar a la Catedral de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Cada año, el 14 de febrero, nuestra ciudad se viste de gala, para celebrar un aniversario más de historia, tradición y leyenda. Cada aniversario deja ver las diferencias y el progreso alcanzado en relación al anterior. Hoy celebramos con este reportaje el 466 aniversario de su fundación.

Así ha sido siempre, desde la fundación de nuestra ciudad, un 14 de febrero de 1542. Nuestra gente siempre ha sido emprendedora, alegre y agradecida con su ciudad que es una de las más hermosas de América. Por eso, en febrero de cada año Guadalajara se viste de gala.

Remontándonos a la historia, no deja de causar admiración el hecho de que 63 familias españolas, al mando del capitán Nuño Beltrán de Guzmán, hayan emprendido la odisea de buscar un sitio apropiado y fundar la que sería la capital de la Nueva Galicia y posteriormente de Jalisco.

Con bastantes penurias, desde 1530, haciendo frente a los constantes ataques de las tribus que poblaron esta región, a las inclemencias del tiempo a lo largo del crudo invierno, temporales lluviosos, cruzando ríos y desiertos, la profundidad de Plan de Barrancas, de las barrancas de Oblatos y Huentitán, las escarpadas montañas de la Sierra Madre Occidental, todas estas familias van primero a Nochistlán en la región cascana de Zacatecas en 1531 y viven ahí un tiempo, pensando que ahí podría quedar la nueva ciudad; en 1533 llegan a la zona de Tonalá concretamente en Tetlán y en 1535 se mudan otra vez a Tlacotán. Siete años después habrían de elegir el asiento definitivo de la capital de Nueva Galicia, sin embargo, hubo quienes con el paso de los años quisieran aún cambiar la ciudad a Nayarit, como sucedió cuando se tuvo la iniciativa de llevar la diócesis episcopal a Compostela.

Hoy que hablamos de Guadalajara, le recomiendo que escuche esa pieza que lleva su nombre y que ha dado la vuelta al mundo, y recordemos también a su autor "El Pintor Musical de México " Pepe Guízar.
imagen
El Teatro Degollado de Guadalajara, luce en su cúpula interior, maravillosos murales de Gerardo Suárez y Jacobo Gálvez. (Centro Histórico).


imagen
En altorrelieve en bronce, luce este hermoso friso con el tema "La Fundación de Guadalajara" en la Plaza de los Fundadores, a espaldas del Teatro Degollado, obra del maestro Rafael Zamarripa.

imagen
El templo de Aránzazu.
En este largo peregrinar las familias cansadas ya y agotadas, piensan en regresar. Un día luego del invierno de 1541, aprovechando la ausencia de Nuño Beltrán de Guzmán, se reunen todos en cabildo para comentar la situación que en cada momento era más desesperante, y así convocados por Cristóbal de Oñate y luego de una arenga que pronuncia una mujer legendaria, doña Beatriz Hernández, que impone su voluntad a la voz de “El Rey es mi gallo” todos deciden hacer el asentamiento definitivo en el Valle de Atemajác en donde se conjugan las condiciones propicias de tierra fértil y productiva, agua y buen clima, para que ahí floreciera la ciudad de nuestros antepasados y de nuestros hijos.

Guadalajara, cuyo significado que proviene del árabe “agua que corre entre las rocas”es el nombre que le diera Cristóbal de Oñate, impulsado por esa mujer legendaria, doña Beatríz Hernández. Se pensó que en esa forma, se habría de complacer al capitán Nuño Beltrán de Guzmán, originario de la ciudad del mismo nombre en España, quien se encontraba ausente, cuando se decidió que la capital de la Nueva Galicia quedaría instalada a un costado del teatro Degollado, donde hoy se encuentra la estatua de Beatriz Hernández con un gallo en una mano y un estandarte en la otra, igual que Cristóbal de Oñate y el monumento a los fundadores en el Centro Histórico o Plaza Tapatía.

El 14 de febrero de 1542, se levantó un altar y tuvo lugar la primera misa conmemorativa de la fundación de nuestra ciudad en la zona que hoy conocemos como Centro Histórico. Luego se nombró al primer alcalde que fue don Miguel de Ibarra a quien se erigió un monumento en la Plaza Tapatía.

La ciudad creció y aumentó el número de habitantes, se mantuvo la paz y poco a poco se desarrolló el mestizaje entre sangre española y sangre indígena. A los 19 años de haberse fundado nuestra ciudad, en 1561 se colocó la primera piedra de la catedral en el templo de Santa María de Gracia que luego se habría de trasladar a donde se encuentra hoy la hermosa catedral metropolitana que nos identifica con sus dos torres como alcatraces al revés. Se trazaron las primeras calles estrechas como en ajedrez, pensando en el tránsito de carrozas, diligencias y carretones, calles y callejones que hoy se han convertido en espaciosas avenidas por donde circulan más de 800 mil vehículos diariamente.

Hablemos ahora de las Fincas de hermosa arquitectura colonial que dieron forma y personalidad a la ciudad, y visitemos los primeros y grandes edificios coloniales que aún se conservan como el Palacio Legislativo construido en 1588. El Palacio de Gobierno que data de 1790 y que ahora alberga las pinturas del ilustre muralista José Clemente Orozco. En 1792 se erigió la Real y Pontificia Universidad de Guadalajara, que fue el templo de Santo Tomás, hoy Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz, a iniciativa de Fray Antonio Alcalde quien además construyó el Hospital Civil.

Entre 1805 y 1810 el obispo Ruíz de Cabañas construyó el Hospicio Cabañas o Casa de la Misericordia y pasan luego muchos años de historia, hasta llegar al modernismo actual donde cada gobierno ha aportado algo, como es el diseño conmemorativo del Centro Histórico de Guadalajara, donde se conserva la mayor parte de nuestro patrimonio arquitectónico y cultural. Hablemos ahora de la HISTORIA Y ATRACTIVOS TURÍSTICOS DE GUADALAJARA.

La Catedral Metropolitana, e localiza en las avenidas Alcalde e Hidalgo. Su construcción se inició en el año de 1561. El Arquitecto responsable fue Martín Casillas. Aún faltando la decoración y las torres fue puesta bajo la advocación de la Asunción de María en 1618. El exterior presenta un aspecto decoroso, no obstante la mezcla de estilos arquitectónicos que la conforman. Los cubos de las torres sostienen el antiguo primer cuerpo de los campanarios. Las torres originales se vinieron abajo a causa de un temblor, en 1818. En la estructura original se erigieron las torres actuales construidas por el Arq. Manuel Gómez Ibarra, su altura es aproximadamente de 66 m. Entre los tesoros de la Catedral se encuentra “La Inmaculada Concepción”, obra del pintor español Esteban Murillo; hay piezas de orfebrería en oro, plata, maderas preciosas y ricas telas brocadas.

Templo de Aranzazu. El periodo de su construcción abarca de 1749 a 1752. Dedicada a Nuestra Señora de Aránzazu, imagen de veneración española, asentada en el nicho central del Altar mayor. Magnífica capilla que conserva tres altares de estilo barroco. Se ubica entre la Av. 16 de Septiembre, Prisciliano Sánchez y Colón.

El Ex-Convento y Templo Del Carmen Se ubica en Av. Juárez y 8 de Julio. Fue fundado en el Siglo XVII entre 1687 y 1690. La Iglesia fue rehecha totalmente a principios del Siglo XIX, hacia 1820 y 1830. En las afueras de la Iglesia se conservan aún restos de la ornamentación, el escudo del Carmen en el que vemos el Monte Carmelo., la cruz que lo corona y las tres estrellas, la estrella de la base, el Profeta Elías y el Profeta Eliseo.
imagen
Templo de San Francisco, donde Fray Antonio Teyo, escribió gran parte de la historia de Jalisco y de México.
imagen
Informes en Sierra de Quila 2001
Col. las Aguilas
Zapopan, Jal.
Entre López Mateos y Sierra de Mazamitla.
imagen
Hospicio Cabañas en Guadalajara, declarado en 1996 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. (Centro Histórico de Guadalajara).


imagen
El Hombre de Fuego, obra del pintor José Clemente Orozco en la Capilla Clementina del Hospicio Cabañas.
imagen
Palacio del Gobierno de Jalisco (Centro Histórico de Guadalajara).

imagen
El Padre de la Patria, mural del pintor José Clemente Orozco en la escalinata principal del Palacio de Gobierno de Jalisco.
imagen
Templo de Nuestra Señora de la Merced en el Centro Histórico de Guadalajara.
El Templo de La Merced se localiza en Av. Hidalgo y Pedro Loza. Su construcción inició en 1629 y terminó en 1721. Comenzaron la Iglesia Fray Miguel Telmo y Fray Miguel de Albuquerque auxiliados por el lego Fray Simón de los Reyes. Ornan su fachada sendas esculturas en cantera rosa grisáceo, al centro la Virgen de Las Mercedes y Santa María de Cervelló y la Beata Mariana de Jesús a los lados. Su interior es una sola nave. Enormes cuadros cuelgan de sus muros ilustrando pasajes de las apariciones y milagros de la Virgen de La Merced. El altar mayor alberga en el centro las esculturas de la Virgen y el Niño. La Sacristía conserva ejemplares de pintura de los siglos XVII y XVIII del artista Diego Cuentas.
imagen
Templo de San Agustín (Centro Histórico de Guadalajara).
El Templo de San Agustín se encuentra en Morelos y Degollado. Su construcción se inició en 1573 y se fundó como convento. El templo es de una sola nave, sin cruceros, cúpula, o bóvedas por aristas que la cubren. Cuenta con una fachada de Barroco sobrio, ostentando en su portada dos cuerpos; en el primero un arco de medio punto con columnas adosadas de fuste acanalado, el segundo con una ventana de dibujos del Siglo XVII. En el Altar Neo-plateresco se encuentran dos esculturas; la de San Agustín y al otro lado la de su madre Santa Mónica. A ellos, la orden remonta los orígenes de su fundación. La Sacristía conserva buenas pinturas del convento. El convento agustino desapareció en el siglo pasado y el único claustro que sobrevive, anexo a la Iglesia es ocupado por la Escuela de Música de la Universidad de Guadalajara.
imagen
Ex Convento de El Carmen.
Las pinturas más antiguas que existen son fragmentos de la Pasión firmados por Cristóbal de Villalpando gran pintor barroco, en 1689 y 1715 o 1717. El Convento del Carmen tenía un claustro de un sólo piso, es decir, de una sola danza de arcos y varios patios. El la actualidad solamente queda la capilla y parte del convento, que es ocupado por oficinas de la Secretaría de Cultura desde 1970.
imagen
Templo de San Felipe Neri
El Templo de San Felipe Neri. En las calles de San Felipe y Contreras Medellín, su construcción se inició en 1752 y se concluyó en 1802, bajo la dirección de don Pedro Ciprés. La forma en que está concebido el gran frontispicio labrado con la delicadeza de artífice plateresco y la majestuosa torre, una de las más bellas de Guadalajara, hacen que el conjunto sea excepcionalmente rico e interesante. Se pueden admirar en su interior 14 pinturas atribuidas a Miguel Cabrera, considerado el máximo pintor mexicano del Siglo XVII, dichas obras representan escenas de la Virgen, magníficamente trabajadas, sobre cobre, las cuales aún conservan sus marcos originales.
imagen
Interior de la Catedral de Guadalajara.
RESUMEN

El 14 de febrero de 1542, a espaldas del Teatro Degollado, se realizó la fundación de Guadalajara, ahí se instaló el primer ayuntamiento y el Emperador Carlos V de Alemania y I de España le dio el título de Ciudad otorgándole su escudo de armas.

En el año de 1548 Guadalajara fue sede del Obispado y en 1561 Fray Pedro de Ayala puso la primera piedra de la catedral actual que se terminó de construir en 1618.

El 10 de diciembre de 1560 se estableció la Audiencia de Guadalajara y se instituye capital del Reino de la Nueva Galicia, un territorio que comprendía Jalisco, Nayarit, Aguascalientes, Zacatecas, Colima y San Luis Potosí.

Después de consumada la Independencia Nacional Guadalajara se convirtió en Capital del Estado de Jalisco un día 27 de mayo de 1824.
imagen
Si Ud. quiere escuchar el reportaje completo pulse en el siguiente enlace a Radio Guadalajara Continental los lunes a partir de las 4 de la tarde:

Pulse aquí
Pulse aquí
O bien los domingos a las 2 de la tarde. Pulse al pie de los logotipos de Fiesta Mexicana, desde Autlán de Navarro y Tamazula de Gordiano.